Origen del mes de Mayo como mes de María

El mes de mayo tiene una significación especial para todos nosotros, pues es la fecha en la que se honra especialmente a la Madre de Dios, a la Virgen María, pues es el mes donde se le dedican especialmente a su maternal protección.
La tradición del "Mes de Mayo, Mes de la Virgen María" data de l siglo XVIII, en una pequeña ciudad de Roma, donde en una noche de mayo, un niño que era pobre reunió a un grupo de amigos y los llevó hasta una estatua de María que se encontraba en la plaza principal, en los pies de la imagen de la Virgen se encontraba una lámpara que alumbraba la plaza. Esa noche, los niños empezaron a cantar la Letanía de Nuestra Señora al pie de la estatua Al día siguiente, esos pequeños se volvieron a reunirse, esta vez con más niños que los acompañaban y volvieron a cantarle a la Virgen; poco a poco más y más gente de la región empezó a juntarse para cantarle y orarle a la Virgen María, lo que al paso del tiempo daría paso a la tradición de nombrar al mes de mayo como el mes de María.
El inicio de la tradición a los pies de la Virgen María se dio por una preocupación de los niños y de sus padre por los momentos difíciles que atravesaban en la época de 1700, debido a los constantes movimientos sociales como la Revolución Francesa, la decadencia de la Colonia Española además de una vulgarización de los credos católicos. Es por esta razón que la comunidad católica empezó a dirigir sus rezos a la figura de la Virgen María.
El período del año litúrgico, [Tiempo Pascual], llaman e invitan nuestros corazones a abrirse de manera singular a María", expresó Juan Pablo II, en Mayo de 1979 Además, este mes se celebra la primera aparición de la Virgen de Fátima a los tres pastorcitos, un 13 de mayo pero de 1917, para revelar que el mensaje de María es único y universal: el amor entre la humanidad.
Este mes también sirve para reflexionar sobre la vida de María, en comprender todas las dificultades que atravesó por su vida, como lo fue la anunciación que le hizo el Ángel Gabriel sobre la venida al mundo del hijo de Dios, la visita que realizó a su prima Isabel, las dificultades para dar a luz al Niño Jesús, acompañarlo en su vida y por último, verlo morir al pie de la cruz.
El mes de la Virgen María es un periodo que nos invita a estar junto a Ella, y nos hace recordar el inmenso amor de nuestra Madre a nosotros.
Nosotros carmelitas, sus hijos predilectos, vivimos este mes de Mayo como antesala de lo que aún está por llegar, el mes de Julio, fecha en la celebramos nuestro particular mes de María, Madre de Dios y Reina del Carmelo